sábado, 22 de agosto de 2015

Anochecer de un semestre agitado



Pequeños momentos luz. 
Epifanías y anagnórisis.
Reencontramos los cuentos que queríamos tener.
Y no los queremos soltar.


Desde ahora y para siempre.











No hay comentarios: